Somos un emprendimiento en desarrollo. Contáctanos a través del Chat

Ingredientes cosméticos que debes evitar

Botemia-Champu-Acondicionador-solido

¿Has leído alguna vez la etiqueta de tus productos de cuidado del pelo? ¿Conoces por lo menos la mitad de los ingredientes? ¿Te has puesto a pensar en el impacto que tienen todos estos ingredientes desconocidos en tu cuerpo y en el medio ambiente?

Son tantos los productos con ingredientes tóxicos, que se estima que una persona adulta, puede estar expuesta a 1,26 mg/kg/día, o lo que es lo mismo unos 76 miligramos de parabenos al día. Alarmante, ¿no?

Con el ánimo de cuidarnos y cuidar del planeta, Botemia te presenta una alternativa de champú y acondicionador hechos, para cada tipo de pelo, con ingredientes naturales como hierbas, arcillas, aceites, mantecas y aceites esenciales; libre de sulfatos, libre de parabenos, libre de siliconas, sin phthalates, sin propylene glycol, sin sal, sin sodio, sin aceites minerales ni derivados del petróleo, sin maltrato animal, sin colorantes ni fragancias artificiales.

Botemia-Champu-Acondicionador-solido
Botemia-Champu-Acondicionador-sólidos

Además, en formato sólido para evitar los desechos de los envases plásticos de un solo uso.

Te invitamos a que leas detenidamente la lista de ingredientes (INCI) de los productos que tienes en casa e identifiques si tienen algunos de los siguientes:

SULFATOS:  Ingrediente (tensioactivos bastante baratos) que añaden al champú para lograr que este sea más espumoso. Algunas de las consecuencias de usar sulfatos tóxicos son irritabilidad del cuero cabelludo, descamación, potencia la absorción de toxinas, pérdida de la fuerza del cabello y por ende, caída del pelo. Los sulfatos más habituales y tóxicos son: Sodium Lauryl Sulfate (SLS), Sodium Laureth Sulfate (SLES) y básicamente todos los que terminan en Sulfate.

SILICONAS: (Derivadas del petróleo) crean un falso resultado de hidratación. Por fuera, el cabello se ve suave y brillante, mientras que, por dentro, está debilitado a causa de que la silicona no permite que el tratamiento llegue al interior. Por otro lado, desde el punto de vista medioambiental su impacto es muy alto porque son sustancias no biodegradables y muy tóxicas. Identificarlas no suele ser fácil pues tienen nombres complicados pero la mayoría se pueden reconocer por la terminación en “cone” o “cona”. Por ejem, Dimethicone (o dimeticona).

PARABENOS: Desde hace años, los parabenos son el terror de los cosméticos. El desencadenante fue un estudio de la Universidad de Reading, publicado en 2004, que demostró la relación entre estos químicos y el cáncer de mama. Además, pueden causar irritación y enrojecimiento de la piel, también dermatitis. Este ingrediente se puede identificar fácilmente por su terminación en “paraben”; por ejemplo, Benzylparaben, Butylparaben, Ethylparaben (E214), Isobutylparaben, Isopropylparaben, Methylparaben (E218), Propylparaben (E216), entre otros.

Te invitamos a que poco a poco elimines estos productos para que tengas una vida más saludable y un planeta más limpio.

Fotos por Felipe De Argáez.

Desarrollo sostenible

Desarrollo Sostenible - Botemia

Desarrollo sostenible…Este concepto está de moda y le da la vuelta al mundo; en todas partes se habla de él y más ahora en estos tiempos de caos en que los valores tradicionales están siendo revisados y cuestionados; y no sin razón. Estamos viendo que emprendimientos de diverso tipo están en una encrucijada puesto que no logran su objetivo dentro de los nuevos parámetros de desarrollo que se enmarcan en aspectos básicos de: Rentabilidad, Entorno Social y Sostenibilidad.

El tema de sostenibilidad en relación a la afectación del medio ambiente, como dijimos, no es nada nuevo en empresas, países, organizaciones multinacionales etc. que ya lo están teniendo en cuenta, siguiendo los parámetros establecidos a nivel mundial (Pacto Global de las Naciones Unidas GRI), pero la idea en este artículo es el llevar esta preocupación a nivel del consumidor como eje central del consumo, en el sentido de que lo que demande puede venir de un esquema de producción sostenible o de otros que no lo son. Visto de esta forma nos encontramos en que la utilización de envases de plástico de diverso tipo no se puede enmarcar dentro de un concepto de sostenibilidad, aún existan modelos de reciclaje de diverso tipo, ya que sólo llegan a representar un porcentaje aún pequeño en relación a la problemática de contaminación ambiental.

Designed by vectorpocket / Freepik
Designed by vectorpocket / Freepik

Es por esto que la mejor manera de llegar a una sostenibilidad en algunos sectores de la industria es cambiando nuestros patrones de compra y de consumo. De esta manera se corta la cadena productiva desde el área que en realidad la genera.

Por tal razón en Botemia estamos comprometidos en cambiar dichos hábitos de compra ofreciendo nuestros productos en empaques de tipo renovable como el cartón y el papel. “Digamos que es nuestro muy pequeño aporte al cuidado de nuestro medio ambiente y el cuidado del planeta.”

Ese es nuestro compromiso.

Cacao, ingrediente natural, beneficios y bondades

Botemia-Cacao

El Cacao, un ingrediente natural con múltiples beneficios y bondades, usado con fines nutricionales, médicos, cosméticos y energéticos.

Hablemos del Cacao desde varios ángulos…

 SU ORIGEN

El cacao tiene una antigua historia en Mesoamérica, que data de más de 4000 años. La palabra cacao procede del vocablo náhuatl cacahoatl o cacahuatl, que significa “jugo amargo”.

 

BENEFICIOS

Durante los últimos años se han realizado numerosos estudios que han demostrado las propiedades saludables que tiene el cacao por su gran cantidad de antioxidantes, vitamina A, la vitamina B, el calcio, el hierro o el cobre. Así mismo, el cacao y el chocolate además favorecen la producción de endorfinas, lo que produce un mejor estado de ánimo que permite combatir el estrés físico o mental. Otros elementos como el triptófano o la feniletilamina también contribuyen a un estado anímico más positivo.

 

USOS

Su uso se remonta a la época de los mayas, aztecas e incas, y desde entonces se ha usado tanto para fines nutricionales como médicos.

Según la leyenda, el cacao era el árbol más bello del paraíso de los aztecas, quienes le atribuían múltiples virtudes: proporcionar la sabiduría espiritual, energía corporal y potencia sexual. Era la bebida de los nobles y sacerdotes, la bebida de los Dioses, que se usaba en rituales sagrados; lo denominaban oro líquido, pues los granos se usaban como moneda.

En la actualidad, es usado como ingrediente para alimentos y productos cosméticos.

En Botemia usamos en nuestro jabón sólido de cacao este ingrediente natural tanto en polvo como en manteca virgen por su efecto antioxidante, hidratante, vigorizante y exfoliante.

Jabón de Cacao
Jabón de Cacao

HABLANDO DE ENERGÍAS

Cacao sagrado: En chamanismo, el Cacao es una excelente planta maestra, muy sanadora del cuerpo y del alma. El cacao, combinado con la respiración consciente, produce una poderosa sinergia que sana el cuerpo, restaurando la energía y limpiando la mente. Es una experiencia especial para experimentar el amor, el perdón, la sanación del cuerpo y del alma y estados profundos de sanación y reconexión.

Recientemente se ha recuperado su aplicación como bebida sagrada y planta maestra, pues abre el corazón y ayuda a limpiar emociones bloqueadas. Tiene efectos reconstituyentes y revitalizantes.

 

Para ti, una ducha con jabón de cacao y una taza de chocolate caliente para que tu cuerpo y tu alma se limpien, renueven, y llenen de energía positiva, que se abra tu corazón, se liberen las emociones negativas y todo lo bueno llegue a tu vida.

Reciclar, un asunto de conciencia y educación

tortuga atrapada en red

Reciclar, un asunto de conciencia y educación

En Botemia somos conscientes de la problemática actual y mundial referente a la contaminación del medio ambiente, por lo cual, nuestro interés es contribuir eficientemente en su protección en la elaboración y comercialización de nuestros productos fomentando productos cuyo envase sea fácilmente reciclable.

Hablando de esto, definitivamente el reciclaje tiene un espectro mucho mayor del que se maneja en un análisis simple. Menciono esto, pues no solamente estaríamos hablando del reciclaje de: papel, plástico, aluminio, envases de metal, y en general del tipo común de productos que se manejan en el hogar, sino también del reciclaje de móviles, ordenadores, equipos electrónicos entre otros elementos de mayor tamaño.

ciguena-atrapada-en-una-bolsa
cigüeña-atrapada-en-una-bolsa

Si analizamos la problemática del reciclaje en general para evitar los problemas de contaminación, nos encontramos con el hecho de que la educación de la población en general, para que siga ciertas normas que permitan un reciclaje correcto es un proceso de mucho tiempo, como lo ha demostrado el hecho de que aún en muchos países se lleva a cabo muy poco y no se obtienen resultados contundentes a nivel mundial.

Cuando uno habla de motivaciones para que el ser humano realice alguna acción, no trascendental, sino de la vida común y corriente, por decirlo de esa manera, nos encontramos con que el premio, muchas veces por pequeño que sea, consigue más que otras formas más convencionales. Hay muchos ejemplos en el mundo y solamente voy a mencionar algunos para que se entienda de qué se habla.

En el caso de los envases tipo Pet que utilizan las grandes multinacionales de bebidas, encontramos que han implementado en diversos países del mundo máquinas recicladoras de envases PET mediante las cuales, al poner las botellas en su interior por un orificio entregan, ya sea tiquetes para viajar en el metro, bus, hasta descuentos en compras, entre otros. Inclusive se han hecho pruebas con un equipo que tiene un televisor y al introducir las botellas se reproduce un video de música o algo similar, como también promociones como la que llevó acabo la cervecería Corona que, por la compra de un producto de ellos, se comprometen a limpiar de desechos plásticos 1 m² en playas de algunas islas. Sobre estos temas hay mucha literatura en internet que nos ilustra perfectamente la utilización de la recompensa o el premio por cumplir con una actividad de reciclaje.

Teniendo en cuenta toda la logística que implica el reciclaje, es obvio que estamos ante un problema que requiere de decisiones que mejoren al máximo los sistemas de educación con respecto al reciclaje, bien sea a través de los centros educativos, ayuntamientos y desde el mismo núcleo familiar. Además, sería interesante desarrollar leyes claras y manejables que determinen un camino para concientizar a las poblaciones, que el hecho desechar en cualquier lugar productos que pueden ser reciclados, no es una opción personal sino una obligación legal. Por otra parte, es igualmente importante anotar que la creatividad de las personas y las comunidades se apliquen en desarrollar sistemas o maneras de recompensa y o premios que puedan ser usados más masivamente en pro de facilitar los medios necesarios para un debido reciclaje.

Fotos: National Geographic

https://www.nationalgeographic.com.es/naturaleza/grandes-reportajes/como-afectan-residuos-plasticos-a-animales_12738/4

¿Bolsa de plástico, algodón o papel?

Bolsa de Papel o Plastico

Un tema complejo, polémico y controvertido es el de ¿Bolsa de plástico, algodón o papel? Para llegar a una conclusión, los investigadores han tenido que medir y evaluar el impacto ambiental de estos productos durante todas las etapas de su existencia (Análisis de ciclo de vida – ACV) el cual se lleva a cabo desde la extracción de materias primas, la producción, la distribución, el uso, la posible reutilización, el reciclaje, la valorización y la gestión de residuos.

Desde Botemia, sin pretender decir que somos los expertos en el tema, viendo la perspectiva de lo que al final representa el impacto medio ambiental tanto de las bolsas de papel como del plástico y el algodón, sea el tipo de material que se escoja, queremos hacer un llamado a un debido reciclaje de estos elementos pues si bien su proceso de fabricación, transporte y uso genera suficiente contaminación, al no llegar a ser desechados de una manera adecuada, no solo afecta nuestra salud sino también la del planeta. Cuando reciclamos debidamente permitimos que ese elemento regrese a su ciclo de vida, mientras que cuando no lo hacemos, generamos consecuencias graves tales como el cambio climático dada la contaminación y el aumento de la polución (“Los desechos o materiales que no se reciclan deben ser incinerados en el menor tiempo posible. Esto genera cenizas y gases tóxicos que aumentan los niveles de contaminación en el aire, generando a su vez problemas respiratorios para los habitantes de ciudades o regiones enteras. Pero no es solo eso; también habría un aumento de los gases de efecto invernadero, que elevaría la temperatura media de la Tierra e incidirá directamente en el calentamiento global.”)

Niños reciclando
Niños reciclando

Para ahondar en el tema en referencia, hemos consultado diferentes artículos en los que se habla sobre los aspectos de utilización de energía eléctrica y o de agua para fabricar estos elementos, teniendo en cuenta el significado final que tiene cada uno de estos ítems en los procesos de reciclaje de los productos mencionados. Por ejemplo: utilización del agua necesaria en el caso del papel y desde otro ángulo el consumo de energía básica para el procesamiento tanto del plástico o por otro lado, las grandes extensiones de terreno y agua que se requieren para producir una bolsa de algodón (Producir 1 kg de tejido de algodón requiere más de 40.000 litros de agua)..

No vamos a entrar aquí en lo que corresponde a la logística, teniendo en cuenta los costos de flete, tanto de un tipo de producto como de otro, pues esto puede variar tremendamente según el caso; nos vamos a referir a la composición de los mismos, es decir, como se presenta el producto a reciclar en el momento de su separación. En el caso del papel tenemos los de papel corriente de cualquier tipo y los que vienen laminados con plástico y/o aluminio. En el caso de productos elaborados con plástico, tenemos gran variedad de ellos, los cuales evidentemente requieren clasificación, pero diríamos nosotros, proceso mucho más complejo en estos últimos que en el caso del papel.

Aquí entramos en el tema de un sistema operativo bastante complejo, donde está involucrada mano de obra, como diversos equipos, unos más sofisticados que otros y en general podríamos decir, casi sin irnos a equivocar, que, en cuanto al plástico, este requiere procesos más sofisticados que el papel.

Éste último factor pocas veces, o quizá en ninguno de los artículos al respecto, se maneja como una parte del costo Ambiental final del producto obtenido en dichos procesos, pues no solo lo anterior hace parte  del tema, algo muy complejo y que necesita de un más profundo análisis, puesto que la energía eléctrica necesaria en el uso de los diversos equipos puede provenir, en muchos casos, de centrales que funcionan a base de carbón y/o de petróleo y esto último, como es obvio, genera gases de invernadero que nunca se cuantifican en todo este asunto del reciclaje.

No solamente todo lo anterior, sino también por el hecho de que lo que se escribe sobre ello, se presenta muchas veces con comentarios seudo-científicos o fruto de intereses comerciales de las empresas a que corresponden las materias primas que originan los productos en cuestión.

Con todo lo mencionado anteriormente sólo pretendemos que la ciencia profundice sobre el tema, especialmente para destruir mitos que circulan sobre estos materiales y finalmente podamos llegar a conclusiones fuera de intereses económicos o políticos, que de una manera u otra están involucrados en el tema tan importante que ocupa al mundo como es el Reciclaje y la Contaminación.

En conclusión: Reduce, Reutiliza y Recicla.

“El Alcohol/Gel y los Jabones comerciales me están destrozando las manos”

Lavado-de-Manos-Botemia

El Alcohol/Gel y los Jabones comerciales me están destrozando las manos”, esta es la frase que más estamos escuchando. Lo que ocurre es que, el lavado frecuente de manos puede ir eliminando el manto lipídico de la piel y puede aparecer dermatitis irritativa.

 

Como ya es de conocimiento, un buen lavado de manos es prioritario para que no nos contagiemos del COVID19 pues el jabón es extremadamente destructivo y mortal contra los patógenos invisibles, bacterias y virus, incluyendo al nuevo coronavirus que actualmente se propaga alrededor del mundo.

 

Lastimosamente, muchos de los productos usados para limpiar y desinfectar nuestras manos, suelen tener detergentes y alcoholes los cuales pueden resultar irritantes. Explica la experta Deborah García Bello «El gel hidroalcohólico desinfectante es el más agresivo con la piel porque los alcoholes son muy deshidratantes. Está contraindicado en pieles secas, sensibles y con patologías. Úsalo solo cuando no tengas acceso a agua y jabón».

 

Es por esto por lo que, se recomienda el uso de jabones suaves tal como lo menciona el Dr. José Luis Ramírez Bellver, dermatólogo de la Clínica Dermatológica Internacional «conviene usar jabones suaves (pastilla de jabón de glicerina, por ejemplo), usar crema hidratante con frecuencia, usar guantes para tareas del hogar (cocinar, fregar), ya que otros irritantes (detergentes) pueden desencadenar o agravar estas lesiones».

 

Los jabones elaborados mediante el proceso de saponificación y con aceites vegetales mantienen la glicerina intacta, lo que hace que estos jabones tengan propiedades humectantes, nutritivas e hidratantes evitando sufrir de sequedad en a piel y/o dermatitis irritativa.

 

En Botemia elaboramos nuestros jabones con aceites vegetales de primera extracción en frío, los cuales no han sido refinados, ni sometidos a altas temperaturas en su proceso de extracción, por lo que llegan a las manos de nuestros clientes con todas sus propiedades intactas siendo suaves para tu piel.

 

5 hábitos para ayudar al planeta.

¿Sabes que está pasando en el planeta hoy?

“Las llamas cruzan España todos los veranos. Canarias ardió, la Amazonia arde. Los aviones vuelan por todo el mundo, los cruceros surcan todos los mares y océanos, y el keroseno arde. El petróleo arde por todos lados. El mercurio arde en nuestras ciudades y el humo de los coches hace que el aire sea irrespirable. Nos quema los pulmones. El plástico forma islotes en el mar y las latas de refresco vacías colonizan desde el Everest hasta las fosas más profundas.” Adrián Navalón Osa. Valencia

Sé que es difícil salir corriendo a apagar el fuego de país en país o irte de playa en playa de mar en mar recogiendo envases…

Entonces, ¿Cómo puedo ayudar al medio ambiente?

Es muy fácil poner un granito de arena desde tu casa, desde tu trabajo, desde tus hábitos y costumbres diarias. Por ejemplo:

  1. Ahorra energía. Tan fácil como apagar las luces que no estés usando y desenchufar los electrodomésticos que no estas usando. ¿sabías que los cargadores de los móviles los llaman vampiros energéticos? ¡Pues si! A estar enchufados nunca paran de tirar de la energía (por ende, también te generan un gasto innecesario en tu factura 😉)
  2. Reduce o mejor aún, elimina el uso de plásticos. Según un informe que la ONG WWF, España el segundo país que más plástico vierte al Mediterráneo solo por detrás de Turquía y es el cuarto de la Unión Europea que más plástico consume. ¿creías que sólo con eliminar la bolsa de la compra era suficiente? ¡pues no! Y menos si no se recicla ☹
  3. Produce menos desechos y si no puedes, gestiónalos bien. ¿de verdad te hace falta la bandeja en la que te ponen el queso, el jamón, el pollo, etc.? O, ¿con el simple papel y llegar a casa a ponerlo en un tupper en casa sería suficiente? Si realmente piensas que es imposible dejar los envases, recíclalos en el contenedor apropiado para su correcto reciclaje (En el contenedor gris, lo que no se puede reciclar ni reutilizar (ejem, restos de comida, el papel sucio tipo servilletas o de baño, pañales, entre otros…); en el contenedor amarillo, briks, envases plásticos y metálicos (ejem, latas ¡limpias! Nada cuesta limpiarlas antes 😉); el verde, ¡fácil! Vidrios (lávalos antes pues de lo contario no se pueden reciclar); el contenedor azul, papel y cartón limpio.)
  4. No malgastes el agua. Por ejemplo, mientras te enjabonas o lavas el pelo, cierra el flujo del agua. No sólo el uso del producto de limpieza será más eficiente y, por ende, utilizarás menos y ahorraras más, sino que ayudarás al planeta.
  5. No tires basura en la calle y si te encuentras algo en el suelo, recógelo y tíralo en el contenedor que le corresponde. Recuerda, ¡el planeta es la casa de tú casa!

En Botemia apoyamos al planeta evitando generar desperdicios a lo largo de nuestros procesos de producción, con nuestros ingredientes naturales y con nuestros packaging 100% reciclables (por ende, tíralos en el contenedor azul) fabricados con productos reciclados.

Y tú, ¿Qué más propones?

Conoce la diferencia entre la Cosmética Artesanal, Natural y Bio.

Hoy en día podemos encontrar en el mercado un portafolio de productos cosméticos y de cuidado personal bastante amplio lo cual puede generar bastante confusión para el consumidor.

Para que te hagas una idea, te explicamos un poco de cada uno de ellos:

 Cosmética artesana, ¿qué es?

El arte de retomar las técnicas tradicionales de elaboración de productos de cuidado personal a mano. ¡Es un arte! También se destaca por su de ingredientes naturales, sin testeo en animales, productos con conciencia, ética y filosofía.

 Cosmética natural, ¿qué es?

Si bien no existe una definición estandarizada; sin embargo, según ECO CERT, se entiende que son productos de cuidado personal elaborados, en un mínimo del 95%, con ingredientes naturales o de originen natural, que puede ser de origen vegetal (aceites vegetales, aceites esenciales, flores, frutos, raíces, etc.), mineral (agua, arcilla, sal marina, etc.), animal (cera de abeja, jalea real, entre otros), o derivados naturales (ingrediente natural que se somete a un proceso reactivo para obtener otro ingrediente); en todo caso, son los productos de cuidado personal que se producen  evitando la utilización de ingredientes / productos químicos.

Bio (biológico), Orgánico, Eco (Ecológico) y Sostenible ¿qué son y en qué se diferencian?

La legislación de la Comunidad Europea determina que son “aquellos productos que no han sido tratados con ningún tipo de pesticida o producto químico, han sido cultivados respetando los ritmos de la naturaleza sin manipulación genética, y proporcionan beneficios para el medio ambiente y la comunidad agrícola y ganadera local.”

Entonces, referente a la cosmética, un producto se considera Bio, Orgánico o Ecológico cuando mínimo el 95% de sus ingredientes son certificados de la siguiente manera:

  • Bio: un ingrediente o producto que no contienen ningún componente que haya sido alterado genéticamente. Es decir, sin intervención en un laboratorio.
  • Orgánicos: un ingrediente o producto al cual no se le ha realizado ninguna intervención química para lograr un desarrollo óptimo. Es decir, sin pesticidas, fertilizantes u otras sustancias similares.
  • Ecológico: un ingrediente o producto que se desarrolla en la naturaleza, sin ningún tipo de intervención artificial. Es decir, cuando todas sus etapas de crecimiento y producción se desarrollan de manera natural.

Por otro lado, “los productos sostenibles, aunque contemplan muy seriamente el respeto al medio ambiente, tienen como principal criterio garantizar el bienestar de las personas. La agricultura sostenible, por ejemplo, prefiere que los productores puedan sacar beneficios económicos para mejorar la economía local, a conseguir un cultivo que sea 100% ecológico.”

Los productos de Botemia llevan ingredientes naturales velando por el bienestar para ti, para los tuyos y para el planeta.

Y tú, ¿por cuál vas a decidirte?

Ingredientes que debes evitar en tus cosméticos.

Los parabenos, siliconas, aceites minerales, perfumes, colorantes, PEGs y ftalatos (entre otros), son ingredientes existentes en muchos de los productos químicos industriales que se consumen diariamente y que, aparte de ser químicos, varios estudios han demostrado que pueden producir cáncer o diferentes afecciones de salud (acerca de esto hay millones de páginas web que nos ayudan a entender y a “culturizarnos” frente a este tipo de productos).

Ejemplo de lo anterior, en el 2013, la Organización Mundial de la Salud advirtió sobre las posibles repercusiones que, a mediano y/o largo plazo, podrían tener ciertos ingredientes sobre nuestro organismo. Esta investigación fue llevada a cabo en conjunto con Naciones Unidad y fruto de ello se lanzó el informe más completo que se ha hecho sobre los PE (perturbadores endocrinos), destacando “algunas relaciones entre la exposición a los PE y diversos problemas de salud, en particular la posibilidad de que contribuyan a la criptorquidia (ausencia de descenso de los testículos) en los jóvenes, al cáncer de mama en la mujer, al cáncer de próstata en el hombre, a problemas de desarrollo del sistema nervioso y al déficit de atención/hiperactividad en los niños o al cáncer de tiroides.” (Organización Mundial de la Salud, 2013).

Por lo anterior, Botemia te invita a tener un consumo responsable, a leer la etiqueta de los productos de cosmética industrial que consumes a diario e investigar las sustancias químicas que llevan para descubrir si tienen o no, implicaciones negativas para tu salud, la de tu familia y la del planeta.