Estamos para ayudarte. Contáctanos a través del Chat

Aceite de Zanahoria para Cosmética Natural

Aceite de Zanahoria

Los aceites naturales están cada vez más presentes en nuestras rutinas de belleza, y es que son productos de origen natural, ecológicos y respetuosos con nuestra piel y nuestro cabello que, además, aportan grandes beneficios debido a sus numerosos nutrientes. ¡El Aceite de Zanahoria es uno de ellos! Un gran aliado por su infinidad de propiedades y beneficios para pieles maduras.

INCI: Helianthus Annuus Seed Oil, Daucus carota Sativa Root Extract, Daucus Carota, Sativa Seed Oil.

Origen: Variado

El Aceite de Zanahorias se obtiene tras macerar la raíz de Daucus Carota en aceite de girasol. En otras palabras, es un extracto oleoso obtenido gracias al arrastre del aceite de girasol sobre la pulpa de la zanahoria.

Contiene una gran variedad de vitaminas, sobre todo las del tipo A, B, C, D y E. El aceite de zanahoria es tonificante de la piel, combate el envejecimiento cutáneo y protege la piel. Es ideal para pieles secas y desnutridas.

El aceite de zanahoria tiene propiedades antiedad gracias a los carotenoides que contiene. Se trata de potentes antioxidantes, fotoprotectoras y las hidratantes y suavizantes que protegen la piel frente a la exposición solar. Además, aporta a la piel beneficios reparadores y regeneradores, gracias en gran medida a la vitamina A que contiene. Disminuye notablemente los efectos que produce la edad, regulando la formación de colágeno, aumentando la elasticidad y la suavidad de la piel.

También destaca por sus propiedades aceleradoras del bronceado. Los activos de este aceite ocasionan una ligera coloración que facilita el bronceado.

A la lista de propiedades del aceite de zanahoria hay que sumar las hidratantes y suavizantes. Contribuye a retener el agua existente en nuestra piel, frenando la deshidratación.

Contiene una gran variedad de vitaminas, sobre todo las del tipo A, B, C, D y E.

La vitamina A combate el envejecimiento cutáneo y da flexibilidad y suavidad a la piel. La vitamina B interviene en el proceso de regulación de las secreciones sebáceas. La vitamina C, además de aumentar el efecto de la vitamina E, ayuda a proteger la piel frente a las agresiones medioambientales y a prevenir la aparición de arrugas ocasionadas por el paso del tiempo. La vitamina D aumenta la tersura y la elasticidad de la piel.

La vitamina E combate los radicales libres responsables del deterioro cutáneo y favorece la retención de agua en los tejidos cutáneos.

En Botemia usamos este aceite como uno de los ingredientes protagonistas de nuestra Limpiadora Facial para Piel Madura.

Jabón Facial Zanahoria

 

 

 

Leave a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.