Estamos para ayudarte. Contáctanos a través del Chat

5 hábitos para ayudar al planeta.

¿Sabes que está pasando en el planeta hoy?

“Las llamas cruzan España todos los veranos. Canarias ardió, la Amazonia arde. Los aviones vuelan por todo el mundo, los cruceros surcan todos los mares y océanos, y el keroseno arde. El petróleo arde por todos lados. El mercurio arde en nuestras ciudades y el humo de los coches hace que el aire sea irrespirable. Nos quema los pulmones. El plástico forma islotes en el mar y las latas de refresco vacías colonizan desde el Everest hasta las fosas más profundas.” Adrián Navalón Osa. Valencia

Sé que es difícil salir corriendo a apagar el fuego de país en país o irte de playa en playa de mar en mar recogiendo envases…

Entonces, ¿Cómo puedo ayudar al medio ambiente?

Es muy fácil poner un granito de arena desde tu casa, desde tu trabajo, desde tus hábitos y costumbres diarias. Por ejemplo:

  1. Ahorra energía. Tan fácil como apagar las luces que no estés usando y desenchufar los electrodomésticos que no estas usando. ¿sabías que los cargadores de los móviles los llaman vampiros energéticos? ¡Pues si! A estar enchufados nunca paran de tirar de la energía (por ende, también te generan un gasto innecesario en tu factura 😉)
  2. Reduce o mejor aún, elimina el uso de plásticos. Según un informe que la ONG WWF, España el segundo país que más plástico vierte al Mediterráneo solo por detrás de Turquía y es el cuarto de la Unión Europea que más plástico consume. ¿creías que sólo con eliminar la bolsa de la compra era suficiente? ¡pues no! Y menos si no se recicla ☹
  3. Produce menos desechos y si no puedes, gestiónalos bien. ¿de verdad te hace falta la bandeja en la que te ponen el queso, el jamón, el pollo, etc.? O, ¿con el simple papel y llegar a casa a ponerlo en un tupper en casa sería suficiente? Si realmente piensas que es imposible dejar los envases, recíclalos en el contenedor apropiado para su correcto reciclaje (En el contenedor gris, lo que no se puede reciclar ni reutilizar (ejem, restos de comida, el papel sucio tipo servilletas o de baño, pañales, entre otros…); en el contenedor amarillo, briks, envases plásticos y metálicos (ejem, latas ¡limpias! Nada cuesta limpiarlas antes 😉); el verde, ¡fácil! Vidrios (lávalos antes pues de lo contario no se pueden reciclar); el contenedor azul, papel y cartón limpio.)
  4. No malgastes el agua. Por ejemplo, mientras te enjabonas o lavas el pelo, cierra el flujo del agua. No sólo el uso del producto de limpieza será más eficiente y, por ende, utilizarás menos y ahorraras más, sino que ayudarás al planeta.
  5. No tires basura en la calle y si te encuentras algo en el suelo, recógelo y tíralo en el contenedor que le corresponde. Recuerda, ¡el planeta es la casa de tú casa!

En Botemia apoyamos al planeta evitando generar desperdicios a lo largo de nuestros procesos de producción, con nuestros ingredientes naturales y con nuestros packaging 100% reciclables (por ende, tíralos en el contenedor azul) fabricados con productos reciclados.

Y tú, ¿Qué más propones?

Leave a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *